Mono araña, especie en peligro de extinción, se reproduce exitosamente en el Parque Ecológico Ehécatl

En medio del cierre de espacios públicos por la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, nació un  cría de mono araña en las instalaciones del Parque Ecológico Ehécatl, lo que lo convierte en el tercer ejemplar de esta especie en nacer en este espacio dedicado a la preservación animal.


Isis González, encargada del área de primates del parque, informó que el pasado 26 de septiembre nació la cría, hija de Muñeca y Pepe, dos monos araña que habitan este recinto desde hace casi 8 años.

Detalló que hasta el momento se desconoce el sexo del animal, pues a seis meses de nacer apenas está comenzando a separarse de su madre y acercarse a sus cuidadores.

“Esta es la tercera cría de mono araña del parque. Hemos estado muy al pendiente de  que todo su desarrollo se venga dando de manera correcta. Aquí está ya, ya empieza a  estar un poco más independiente, aunque la mamá es muy aprehensiva, hasta ahorita todo bien los hemos vitaminado de manera correcta, no hemos tenido ninguna complicación, ningún padecimiento respiratorio por la temperatura, hasta ahorita todo bien”, afirmó.

Durante la pandemia hubo varios nacimientos de animales en el Parque Ecológico Ehécatl, entre antílopes, gamos, burros y borregos, por lo que el espacio es considerado uno de los centros de cuidado animal más importantes de la zona nororiente del Estado de México.

Acoyani Baroco Bonilla, director de Medio Ambiente y Ecología de Ecatepec, informó que desde finales de marzo de 2020, cuando inició la toma de medidas preventivas de contagio por la pandemia de Covid-19, el parque cerró sus puertas para evitar la aglomeración de personas en su interior, ya que de manera habitual recibía hasta cinco mil 500 visitantes cada fin de semana, sin contar a aquellos que acudían de lunes a viernes.

Desde entonces,  la cantidad de animales que han nacido o incorporado a la familia del parque aumentó considerablemente. Entre los nacimientos más importantes están el de una cría de burro y una de antílope blackbuck, además de gamos, una llama y varios ejemplares de animales de granja.

Cabe mencionar que los encargados del parque llevan un control sobre el proceso de reproducción, para evitar sobrepoblación  y la endogamia.