Los niños, detonantes del cambio en la Cultura de Movilidad: “El Poli Marchoso”

Visualizar a la infancia como los primeros inspectores viales, fue el enfoque de la ponencia de José Vázquez Suárez, “El Poli Marchoso”, policía local de Oviedo, España, quien con una larga trayectoria que inició en la radio y posteriormente se unió al cuerpo policiaco, dio ejemplo de cómo “conectar” con los niños, sector de la población que puede detonar un cambio en la cultura de movilidad.

En el segundo día del Primer Congreso de Movilidad y Seguridad Vial, organizado por la Dirección de Movilidad y Transporte de Ecatepec, uno de los expositores que logró captar la atención de los espectadores fue un singular personaje, que desde 1993 inició sus actividades en el Departamento de Educación Vial de Oviedo y que en abril de 1995, de forma espontánea para dirigirse a un grupo de escolares de entre tres y siete años de edad, le dio vida a “Tuca”, una marioneta con forma de perro con la que pudo expresarse y atraer la atención de los menores.

Además de recurrir a esta singular y didáctica forma de transmitir conceptos básicos de tránsito, Vázquez Suárez explicó que en Oviedo, capital del Principado de Asturias, ubicada en el noroeste de España, por parte del gobierno se hicieron cambios en la circulación; al transformar vialidades en calles semipeatonales o peatonales, acostumbrando a la gente a caminar y así disminuir la contaminación vial y auditiva.

En 1997 “El Poli Marchoso” comenzó a usar música para compartir los mensajes que incluyen moralidad en la movilidad social y dos años más tarde empezó a grabar todos estos mensajes; 28 años después, y con su participación en el Congreso que se realiza vía plataforma, anunció su jubilación, pero que seguirá aportando su experiencia cuando le sea requerido.

Al dar la bienvenida al ponente, quien participó en el Congreso vía remota a través de una plataforma digital, Ernesto García Tampa, director de Movilidad y Transporte de Ecatepec, calificó como una “pandemia” la cifra de personas muertas por accidentes de tránsito en el país y en el mundo.

Consideró que en Ecatepec, por ser el municipio más poblado del Estado de México, consecuentemente se complica mantener un orden vial y llegar a cada ciudadano en temas de educación al andar en las calles, ya sea como conductores o peatones, y puede resultar en una elevada cifra de accidentes viales, incluso muertes por esta causa.