Expone Felipe Besné los retos del cicloviajero en el Primer Congreso Metropolitano de Movilidad y Seguridad Vial de Ecatepec


Con más de 12 años como cicloviajero, el ciclista Felipe Besné Navarro expuso algunos de los retos que enfrentó en los cerca de 25 mil kilómetros que recorrió desde la Patagonia argentina hasta su lugar de origen en Lagos de Moreno, Jalisco, y los obstáculos que enfrentan los ciclistas en el día a día tanto en entornos urbanos, como en carreteras y comunidades asentadas en la periferia de las metrópolis.

Durante su participación en el Primer Congreso Metropolitano de Movilidad y Seguridad Vial de Ecatepec, Besné Navarro consideró que México ha adoptado buenas políticas públicas en beneficio de los ciclistas que emplean este medio de transporte para moverse en las grandes ciudades del país, como en la Ciudad de México y la zona metropolitana.

“México va bien, aunque falta mucho por hacer. Un gran detonante si recordamos un poco en periodos pasados de gobierno, se ha hecho un gran esfuerzo por abrir el Paseo de la Reforma a los ciclistas, a pesar de toda la problemática de parar el tránsito en esta problemática Ciudad de México. Finalmente después de haber copiado el modelo de Bogotá, lo superamos en infraestructura y kilometraje”, dijo.

Agregó: “Tenemos el orgullo de ser país de empuje con todas la necesidades de todos los sectores de la población que influye en la movilidad de las ciudades y de Ecatepec”.

El denominado “Embajador de México en Bicicleta” distinguió que entre las diversas modalidades del ciclismo, inclusive el cicloviajero o cicloturista, todos enfrentan problemáticas similares en cualquiera que sea el entorno en los que se desempeñan.

Entre los obstáculos, indicó, la falta de señalamientos adecuados para garantizar la seguridad de los ciclistas es la constante en cualquiera que sea la vialidad por la que se desplacen. “Un ciclista debe de contar con un carril de al menos dos metros de ancho para poder circular sin complicaciones”, explicó.

Besné Navarro calificó al cicloviajero como aquel que trasciende una o varias fronteras y que va acumulando kilometraje de manera interminable; mientras que el cicloturista sale de fin de semana con su bicicleta a visitar parajes turísticos en la periferia de la ciudad y que al final del día regresa a su casa.

En su trayectoria, se considera como pionero en compartir sus experiencias a bordo de su bicicleta en consulados y embajadas de los diferentes países que ha visitado, además de su parecer en torno a la movilidad en las ciudades, los derechos y obligaciones de los peatones, ciclistas y motoristas para una convivencia sana y segura.